LAS REDES SOCIALES: ¿PROYECCIONES EN UN MUNDO DE SOMBRAS?- Por: Daniela Carolina Lipez Mendoza

El mito de la caverna es un diálogo escrito por Platón en el cual se encuentra plasmada una representación bastante peculiar del mundo; alegoría para mayor exactitud. Y es que el conocimiento no es más que unas sombras proyectadas en la pared que solo aquellos prisioneros de la caverna observan, pues son incapaces de girar la cabeza para analizar de dónde vienen. Y aún peor, estos mismos darían lo que fuera para evitar cambiar lo que ellos consideran realidad. ¿Acaso según esto está condenada la humanidad a solo ver parte de la verdad?. En este ensayo se analizará como se puede relacionar este mito con una realidad muy presente para la humanidad actualmente, las redes sociales.

    Según Platón aquellos prisioneros representan a la raza humana, cegados siempre por lo que creen conocer. Pero evidentemente esto se debe a un factor clave y es la familiaridad, ya que bien se expone al inicio del texto: “se encuentran en la caverna desde su niñez, sujetos por cadenas que les inmovilizan las piernas y el cuello de tal manera que no pueden cambiar de sitio ni volver la cabeza”; y misterio no es que puede llegar a percibirse como una condición algo forzada, sin embargo, el día a día no está para nada alejado de aquel fragmento. Pareciera que la capacidad de cuestionamiento se hallara falleciendo lentamente. ¿Juegan un papel importante las redes en esto?

     Las redes sociales innegablemente están empezando a convertirse en aquellas sombras siempre vistas por los prisioneros; cada día están más presentes en la vida, al fin y al cabo, sirven para la comunicación. ¿El problema? Enseñan solo una punta del iceberg, una pequeña parte de la realidad. ¿Y por qué el hombre no “voltea la cabeza”? Está encadenado, encadenado por considerar verdad todo lo que se afirme en una página que parezca fiable, encadenado por no verificar fuentes, pero más que nada encadenado por su falta de cuestionamiento, ser crítico con lo que se muestra como noticia, como estilo de vida de sus semejantes, como supuestas formas de afrontar problemas. Y entre más pasa el tiempo y más común le es esto, en mayor conflicto se encuentra.

     Tal y como afirma Platón: “En resumen, ¿estos prisioneros no atribuirán realidad más que a estas sombras?” Efectivamente sí, ya que es lo único que creen conocer, querrán ser como sus ídolos, lograr lo que según otros pueden. ¿Pero cuando intenten lograr lo que idolatran del otro?

La vida tarde que temprano les obligará a “volver la cabeza, a andar y a mirar hacia el lado de la luz, pero no podrán hacer nada de esto sin sufrir”, bien lo deja claro Platón con esta alegoría de quitar las cadenas. Llegará un punto que el hombre le falle lo que creía realidad innegable, un punto en el que entienda completamente que lo que estuvo observando todo este tiempo fueron solo las sombras de los objetos y le parecerá confuso todo, pues hasta ese entonces todo le cuadraba con sus antiguas creencias. Sin embrago, sin las cadenas le duele darse cuenta lo que era, y podrá verificar que aquellos que aún siguen dentro de la cueva estarán tan convencidos de lo que creen su mundo que pelearían por defenderlo.

     En conclusión, se puede afirmar que el hombre se halla ante un gran problema si cada vez más las cadenas que le atan se vuelven más pesadas con todos estos juicios a base de verdades incompletas y el número de personas que se logran liberar de estas disminuye poco a poco con el paso del tiempo. ¿Se encontrará la humanidad en grandes problemas en un futuro no tan distante? Y, si este es solo un aspecto, ¿qué tanto de la vida solo son sombras? Solo el tiempo dirá.

Glosario: Palabras clave

  • Mito de la caverna.
  • Sombras.
  • Prisioneros.
  • Cadenas.
  • Redes sociales.
  • Cuestionamiento.
  • Crítico.
  • Ingenuidad.
  • Estilo de vida.
  • Verdades incompletas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *